Dr. Labaronnie

Cirugía de párpados
Blefaroplastia

¿QUÉ ES LA BLEFAROPLASTIA?

El paso del tiempo genera un exceso de piel en el párpado superior y bolsas en el párpado inferior. La grasa naturalmente ubicada dentro del párpado se vuelve más evidente con la edad, dando un aspecto cansado y envejecido. Los párpados se estiran y los músculos que los sostienen se debilitan.

La blefaroplastia es una cirugía que se realiza para reparar los párpados caídos y consiste en la eliminación del exceso de piel y grasa logrando rejuvenecer la mirada y mejorar el campo visual.

 

RAZONES PARA OPERARSE

  • Tengo una mirada triste, cansada y envejecida.
  • Me sobra piel en el párpado superior.
  • Tengo bolsas debajo de los ojos.
  • Tengo exceso de piel en los párpados inferiores.

 

¿CÓMO LO HACEMOS?

Se realiza una marcación sobre la piel del párpado a tratar. Se administra anestesia local y sedación. En algunas situaciones se puede realizar anestesia general.

El tratamiento de los cuatro párpados (superior e inferior) puede tardar aproximadamente dos horas.

Las incisiones se colocan estratégicamente en áreas donde las cicatrices no serán visibles. En el párpado superior la incisión es a lo largo del pliegue, y en el párpado inferior es justo debajo de las pestañas en el pliegue natural del ojo o por dentro del párpado.

Se elimina el exceso de piel, los depósitos grasos se reducen, y la piel se estira para crear un contorno más suave.

La blefaroplastia se suele realizar de forma ambulatoria.

¿Tenés preguntas?

¿Cómo es la recuperación de la cirugía?

 Después de la cirugía, los pacientes experimentarán leve a moderada inflamación y moretones alrededor de los ojos; sin embargo, estos efectos son normales y temporales. Tomará analgésicos para las molestias durante la recuperación, y también puede usar compresas frías para mayor alivio.  Tendrá que poner gotas en los ojos para mantenerlos húmedos mientras sanan. El uso de gafas de sol es útil para controlar la sensibilidad a la luz y evitar la pigmentación de las heridas.

Una recuperación completa puede tomar hasta tres semanas; sin embargo, la mayoría de los pacientes pueden regresar al trabajo en pocos días y reanudar sus actividades sociales habituales siempre que se sientan cómodos como para hacerlo.

Las suturas se retiran a los 5 días. Deben evitarse las actividades físicas por tres semanas hasta que las incisiones de los párpados hayan sanado por completo. 

¿Qué tipo de cirujano debe realizar esta intervención?

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica que, a pesar de no ser muy complicada, no está exenta de riesgos. Por eso lo más importante a la hora de elegir un cirujano es que sea especialista en cirugía plástica estética y reparadora, dado que recibió entrenamiento formal en programas acreditados para ese tipo de tratamiento. 

¿Es posible que la blefaroplastia cambie la expresión facial del paciente?

La expresión facial se produce por la musculatura de la mímica. Nuestro objetivo en una blefaroplastia es eliminar exceso de piel y grasa periocular y no intervenir en el funcionamiento muscular, por lo cual, no cambia la expresión facial. Si es posible observar un cambio estético en el marco orbitario, una mirada más despejada, más abierta y rejuvenecida con menor expresión de cansancio.

¿La visión puede verse afectada tras el procedimiento?

Uno de los motivos por el cual se realiza esta intervención es porque el exceso de piel del párpado superior disminuye el campo visual del paciente. Luego de la intervención mejoraremos ese campo visual.

Es posible que, como consecuencia de la intervención, el paciente refiera ciertas molestias oculares como sequedad o hipersensibilidad a la luz.

¿Por qué aparecen ojeras debajo de los ojos?

Las ojeras son alteraciones de la coloración de la piel del párpado inferior que puede ser debido a una producción excesiva de melanina (ojera marrón), a la dilatación de los capilares próximos a la superficie de la piel (ojeras violáceas) o a alteraciones estructurales del marco orbitario por hundimiento del mismo (efecto sombra). Las causas de la aparición de las mismas se debe a múltiples factores, desde causas hereditarias; alteraciones cutáneas como en la dermatitis atópica que se produce por el traumatismo constante durante el rascado; causas fisiológicas como las que aparecen en el embarazo por congestión vascular al aumentar la retención de líquidos e incluso pueden aparecer como signo de otras enfermedades sistémicas como lupus, hipertiroidismo o el tratamiento con corticoides de forma crónica. La blefaroplastia no corrige las ojeras.

¿Sirve también para corregir las patas de gallo?

La blefaroplastia quirúrgica no las corrige directamente ya que es una cirugía diseñada para resecar el exceso de piel y grasa de los párpados mientras que las arrugas conocidas como «patas de gallo» son arrugas de expresión que aparecen por la contracción del músculo orbicular. Con la blefaroplastia del párpado superior, al realizar una escisión de piel redundante se logra un efecto lifting del párpado que puede disimular o disminuir levemente las patas de gallo, pero no es su objetivo.

¿Se van a ver las cicatrices?

La incisión de la blefaroplastia superior se realiza aprovechando el pliegue natural existente en el párpado por lo que la cicatriz se camufla perfectamente.

En caso de blefaroplastia inferior, dependerá de si la resección requiere únicamente la escisión de las bolsas de grasa, en cuyo caso se realiza un abordaje transconjuntival por dentro de la mucosa del párpado inferior sin dejar cicatriz visible; o bien se requiera además realizar una resección de piel, donde se realizaría una incisión por debajo de las pestañas, aprovechando un pliegue o arruga previo para que quede lo más camuflada posible.

ANTES Y DESPUÉS